Plantas venenosas para los animales. – Les Mimipots

Plantas venenosas para los animales.

Una lista de plantas venenosas para mascotas.

Estas plantas pueden producir reacciones cutáneas cuando entran en contacto con nuestros felinos o digestivas cuando son ingeridas.

  • la nochebuena;
  • la adelfa;
  • lirios;
  • El rododendro.
  • la adelfa
  • el rododendro
  • Los Bastones Mudos o Bastón Mudo o Dieffenbachia
  • eucalipto
  • Hiedra y hiedra trepadora
  • hortensias
  • jacintos
  • el lirio
  • El muérdago
  • La Poinsettia o Estrella de Navidad
  • Narciso
  • los tulipanes
  • lirios de día o lirios de día
  • el lirio de agua
  • las margaritas
  • Ortiga
  • Epipremnum aureum o hiedra de interior
  • Primavera

 

Síntomas de plantas venenosas para gatos

Dependiendo de qué planta venenosa haya ingerido o tocado su gato, su gato desarrollará una variedad de síntomas. Así que estate atento y si tienes alguna duda consulta a un veterinario.

 

  • Desordenes digestivos

Suelen producir problemas gastrointestinales que pueden causar diarrea aguda, vómitos y gastroenteritis hemorrágica; insuficiencia hepática que provoca pérdida de apetito y deterioro del estado de ánimo (además de diarrea y vómitos); así como gastritis aguda.

 

  • Desórdenes neurológicos

Las plantas que afectan el sistema nervioso pueden causar convulsiones, espasmos, salivación excesiva, falta de coordinación, alucinaciones e incluso lesiones oculares o pupilas dilatadas.

 

  • Problemas del corazón

Las plantas venenosas pueden hacer que aumente el ritmo cardíaco de un gato, causar dificultades para respirar y, en casos más graves, un paro cardíaco.

 

  • Insuficiencia renal

El gato suele mostrar los primeros síntomas a las pocas horas de la intoxicación, siendo el principal los vómitos, por lo que puede confundirse con un trastorno gastrointestinal. A medida que pasan los días y empeora la insuficiencia renal, reaparecen los vómitos y aparecen otros signos, como pérdida de peso (anorexia), deshidratación y depresión.

 

  • dermatitis alérgica

Este tipo de síntomas se manifiesta por el contacto directo con la planta venenosa y desarrolla irritación de la zona afectada, inflamación, dolor intenso, picor, enrojecimiento e incluso caída del cabello.

Si tienes una de estas plantas en casa, no entres en pánico, pero asegúrate de mantenerla fuera del alcance de tu gato. No tomamos ningún riesgo.

 

¡Gracias por leer! 🪴

 

Fuentes:

mi jardín mi casa

ASPCA

planeta animal e